Recorrido Misionero en el Océano Índico

ortega_guerra_mauricio_01

Domingo 20 de octubre a las 6.00 de la tarde emprendí vuelo a la Isla Mauricio para la Convención Anual del Movimiento Misionero Mundial en las Islas Mauricio.

El periplo fue muy largo, desde Miami hasta el aeropuerto de Londres Heathrow, 9.00 horas de vuelo, luego, de Londres a Dubái en los Emiratos Árabes, 7.45 horas, finalmente de Dubái a la Isla Mauricio otras 6.45 horas.

Terminando el viaje a las 9.45 de la mañana, hora de Mauricio, en donde me esperaba el Pastor Rev. Broveen Narsoo. La familia pastoral me dio una bienvenida muy cariñosa.

El Rev. Carlos Guerra viajaba desde Costa Rica vía Brasil, Sur África e Isla Mauricio. Debido a un atraso del vuelo Sao Paulo Johannesburgo, llegó el miércoles 24 de octubre por la tarde a la Isla Mauricio.

Ese mismo día fuimos a la iglesia en Baie du Tombeau, a unos 5 kilómetros de la Capital Port Louis, ahí tuvimos un culto precioso junto a nuestros hermanos mauricianos. La Predicación estuvo a cargo del Pastor Alberto Ortega, la unción del Espíritu Santo se hizo palpable, la Palabra de Dios corrió poderosamente para bendición de todos los asistentes.

El viernes 25 de octubre, dimos inicio a la Convención en la ciudad de Curepipe de la Isla Mauricio, la misma fue de las más bendecidas, hubo como un hilo conductor en la Palabra de Dios.

La predicación de la primera noche estuvo a cargo del Rev. Carlos Guerra bajo el tema: «Aprovechando las Oportunidades» basándose en el libro de los Hechos 8, desarrolló el tema acerca de cómo Felipe aprovechó las oportunidades que Dios le ofreció tanto en Samaria, como en el camino desierto con el ministro de Candace reina de Etiopía y luego fue traspuesto por el Espíritu Santo hasta Azoto a unos 30 kilómetros de distancia.

En la mañana, el Rev. Guerra, trajo un estudio sobre «Cuatro niveles de fe» desarrolló el tema sobre  la fe en cuatro niveles. La iglesia quedó edificada y retada a incrementar su fe en Dios para conquistar la Isla Mauricio para Cristo.

El Pastor Ortega tradujo al Pastor Guerra del español al francés.

El sábado 26 por la tarde y el domingo por la mañana, la exposición de la Palabra de Dios estuvo a cargo del Rev. Alberto Ortega. La primera noche la meditación fue en Génesis 12 «La diferencia entre ser bendecido y ser bendición». Abraham debía trasmitir la bendición de Dios a los que estaban a su alrededor. No fue siempre de bendición para su entorno. El Señor retó a la iglesia a moverse a un nivel superior en los propósitos de Dios.

En la mañana del domingo 27 de octubre se concluía la Convención, la Palabra el Espíritu de Dios trajo el tema «Acomodarse en la tempestad» en Hechos 27 y 28.

La Unción y el poder del Espíritu Santo fueron palpables y poderosos, esta Convención ha marcado nuestras iglesias en la Isla Mauricio.

Finalizada la Convención, salimos hacia el aeropuerto Internacional Ramgoolam de la Isla Mauricio para volar hacia la Isla Madagascar, donde nos esperaba nuestra hermana Suhé Reenis, misionera del Movimiento Misionero Mundial, para empezar una campaña de tres días.

Agradecemos a los pastores Broveen y Banoo Narsoo por todas sus finas atenciones así como a todos los obreros y hermanos de la Isla Mauricio por su apoyo y muestras de cariño.

Pastor Alberto Ortega

Deja una respuesta