Corriendo por una medalla

AGENCIAS  23/05/2012 11:17

La atleta estadounidense Lolo Jones, que cumplirá 30 años en agosto, confesó que las dificultades que tiene para mantener su virginidad hasta el matrimonio. “Es más difícil que entrenar para los Juegos“, declaró Lolo en una entrevista para el programa ‘Real Sports‘ de la cadena estadounidense HBO, que está haciendo un documental sobre ella.

Lori Jones atleta de Londres 2012

“Es como un regalo que quiero hacer a mi marido”, confesó Jones. “Este viaje está resultando difícil, es lo más complicado que he hecho en mi vida. Más difícil que entrenarse para competir o que sacarse la carrera”.

La atleta estadounidense, que ha ganado dos oros en los mundiales pero aún persigue la gloria olímpica, confesó que muchas veces “me he sentido tentada por muchos chicos. Algunos incluso me decían que si tenía sexo con ellos eso me ayudaría a correr más rápido. Les decía que quería una medalla de oro pero todavía no. Lo que quería era casarme”.

En los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 Jones era la gran favorita para ganar la medalla de oro en los 100 metros vallas, pero acabó en la séptima posición después de desequilibrarse con una valla. El triunfo fue para su compatriota Dawn Harper. Jones aspira a resarcirse en los Juegos de Londres, donde aspira a conquistar el oro en esa prueba.

Hasta aquí el artículo sobre Lori Jones, busqué algo más sobre ella y descubrí quién está detrás de este evento mediático. Lori, tuvo una niñez muy difícil, en ocho años asistió a ocho escuelas diferentes siguiendo a su madre soltera y sus cuatro hermanos, viviendo entre Texas e Iowa, la madre tenía que trabajar en dos trabajos diferentes para poder alimentar a sus cinco hijos.

Jones su padre, cambiaba a menudo de destino en la Fuerza Aérea y en las cárceles. El auto era la vivienda de Lori, su madre y sus hermanos. El Ejército de Salvación vio la situación y le ofrecieron vivir en una parte del gimnasio, solían salir temprano en la mañana para que los demás niños no vieran donde vivían y se burlaran de ellos.

Esta atleta norteamericana de treinta años, soltera, de hermoso semblante y sonrisa contagiosa, a pesar del caos en el que se crió, decidió no darle su virginidad a ningún hombre que no sea su esposo. La citamos: «quiero darle el regalo de mi virginidad al hombre con quién me case». No es cristiana y pudo conservarse virgen hasta el día de hoy ¡Tremendo, maravilloso, magnífico!

No sé si logrará las medallas de oro que piensa conquistar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero creo que ganó sobradamente la medalla de oro de la superación personal, del triunfo sobre la pobreza, de la victoria sobre el ambiente y el entorno moral. La vida no ha sido placentera con ella, pero en vez de estancarse en el resentimiento, la depresión o abandonarse a una moral baja, la ha tomado en sus manos y la ha puesto a correr a su lado.

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.” (1 Corintios 9.24, RVR60)

Puede que tu vida no haya sido cómoda, placentera, manejable, pero todavía la puedes poner a correr a tu lado, el Señor sabe cómo sacar a cualquier vida por destruida que esté, por desalentadora que sea, todavía puedes poner a correr tu vida, sacarla de la cuneta de la desesperación, quitando tus ojos de lo que has vivido y poniéndolos en lo que puedes vivir por medio de nuestro Señor Jesucristo que triunfó por nosotros en el Monte Calvario.

Dios le bendiga

Pastor Alberto Ortega

Deja una respuesta